Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Estrategias de Casinos / Estrategia Blackjack: Básica

Ranking Salas de Casino

Casa Valoración Bono
No hay datos disponibles

Estrategia Blackjack: Básica

Estrategia Blackjack: Básica

A diferencia de otros muchos juegos de cartas o de casino, el blackjack solo cuenta con una estrategia básica, relativamente fácil de entender pero no tan sencilla de llevar a cabo “con maestría”. Hemos de acostumbrarnos a tomar las decisiones ateniéndonos solo al cálculo de probabilidad, que será lo que nos guíe en nuestra aventura y nos lleve a conseguir un beneficio a largo plazo, a base de reducir al mínimo la ventaja del casino frente a la nuestra. Estamos hablando de utilizar las matemáticas, y en este caso la probabilidad, para nuestro propio fin.

No es algo nuevo, desde luego, y a lo largo de la historia del blackjack han sido muchos jugadores los que han utilizado este sistema para ganar millones en los casinos, hasta que estos les descubrían, claro está. Porque esta estrategia se debe llevar a cabo de la forma más sutil y privada posible, para que nadie se de cuenta de lo que estás haciendo. No es por capricho, sino porque en los casinos está prohibido el conteo de cartas, la manera en la que uno puede llegar a saber cuando arriesgar o cuando plantarse. Hablaremos del conteo en un artículo más específico, más adelante. Por ahora, vamos a quedarnos con la estrategia básica, empezando por el principio.

Estrategia básica del blackjack

Dejarse llevar por la emoción, la intuición o cómo queramos llamarlo, en una partida de blackjack, suena muy romántico e idealista, muy al límite, confiando en que la suerte siempre esté de nuestra parte. Pero la suerte es esquiva, y no siempre nos dará la cara. Lo mejor es confiar en un sistema que nos permita obtener beneficio seguro a largo plazo. La única manera de conseguirlo es reduciendo la ventaja propia del casino y haciendo que esa ventaja, que sí que forma parte del juego, pase a nosotros. ¿Y cómo lo haremos? Claro está, con la probabilidad.

Las matemáticas serán nuestras mejores amigas, y gracias a la probabilidad, será como tener a un consejero experto en blackjack, diciéndonos cuando doblar, plantarse, pedir carta o separar. Como ya vimos, estás son las cuatro alternativas que cualquier jugador tiene en el momento de realizar su jugada. Si supiéramos a ciencia cierta qué hacer en cada momento, podríamos conseguir unas buenas manos, tal vez no todas, pero sí logrando un beneficio estable y a largo plazo. En eso se basa la estrategia básica de probabilidad del blackjak.

Lo primero que debemos hacer es tener en cuenta la carta descubierta del croupier, ya que será lo que nos de la referencia para hacer nuestros cálculos. Según esta estrategia, hay dos tipos de cartas, las débiles (cartas entre el 2 y el 6) y las fuertes (del 7 al As). Obviamente, con una carta débil el cropuier tiene menos opciones de ganar y más de pasarse que con una carta débil, que puede permitirle tener una mano ganadora con mayor probabilidad. Las cartas débiles también son llamadas blandas, y las fuertes reciben el nombre de duras.

Tabla de estrategia básica del blackjack


Como podemos observar en la tabla, para cada jugada posible en la partida tenemos una decisión que, según la probabilidad, es la que deberíamos tomar, de las cuatro que están a nuestra disposición. Se basa simplemente en la mayor probabilidad de que, realizando esa acción, estemos más cerca de la victoria. Algunas son muy obvias (por encima de 17 siempre tendremos que plantarnos), pero en otras ocasiones hay más dudas, sobre todo dependiendo de la carta que posea el croupier, que al fin y al cabo es nuestra referencia.

Como se puede ver en la tabla, existen cinco opciones que podemos seguir en cada jugada. Las dos más usuales son pedir carta (P) o quedarse/plantarse (Q). Además de ello, existe la opción de Rendirse, que aparece recogida en la tabla, pero que en muchos casinos, sobre todo europeos, no se da, así que equivaldría a pedir. También está la opción de doblar si se puede, y