Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Estrategias de Casinos / Estrategia Keno

Ranking Salas de Casino

Casa Valoración Bono
No hay datos disponibles

Estrategia Keno

Estrategia Keno

Jjuego de azar en el que la suerte tiene todo el control, y nuestra habilidad no sirve de nada para ganar o perder partidas… pero sí dinero.

Y es que no existe estrategia para lograr ganar partidas en el keno, para acertar más números o saber cuales van a salir, porque simplemente es imposible. Las posibilidades son las mismas en cada cartón, y está claro que sobre eso no podemos controlar absolutamente nada. Lo que sí que podemos controlar son el tipo de apuestas que realizamos, su cuantía, su orden, su momento… De esta forma sí que tendremos un control sobre el dinero que ganamos o perdemos, y nuestro beneficio puede maximizarse, siempre y cuando tengamos buenas rachas. Pero como hemos dicho, eso no depende de nosotros.

Trucos y consejos para ganar en el keno

Al no haber una estrategia a seguir como en otros juegos de azar, parecería que todo nuestro beneficio queda en vilo y que no podemos controlar lo que ganamos o perdemos al keno. Pero siguiendo estos simples consejos, está claro que podremos maximizar las ganancias que obtengamos y reducir al mínimo las pérdidas, en caso de ocurrir. Son unos trucos y consejos para mantener siempre una misma forma de apostar, y entender que esta es la única manera en la que podemos asumir nuestra acción en el keno.

Lo primero es, por supuesto, conocer bien el juego, entenderlo perfectamente y comprender a fondo todas y cada una de las apuestas que existen, lo que ganamos con ellas, lo que perdemos, lo que se debe apostar en cada momento… Para ello, lo mejor es ver muchas partidas de keno o incluso practicar con los juegos gratuitos que existen, para coger práctica antes de empezar a jugar con dinero real.

Como ya sabrás, en cada cartón simple de keno se pueden elegir entre 1 y 15 números (a veces 20, según el casino o sala de apuestas). Escoger solo uno o dos hace que el cartón salga tremendamente caro, pero escoger 14 o 15 también restará opciones para conseguir algún premio, aunque claro, nos permitiría ganar mucho dinero en caso de acertar más de la mitad. Los expertos aseguran que entre 5 y 10 es la cantidad perfecta de números seleccionados en cada cartón simple, permitiéndonos ganar dinero de una forma relativamente sencilla.

No trates de utilizar ningún sistema de estrategia como el Martingala o cualquier otro de los que se usan mucho en la ruleta y otros juegos. Aquí te servirá de poco, ya que las apuestas son mucho más complejas que el 50%, y la probabilidad no sirve en el keno. Como ya adelantamos, la única estrategia se refiere a no abusar del dinero, a seguir una línea continua, un método eficiente para controlar nuestras apuestas con respecto a lo que ganaríamos o perderíamos.

A la hora de elegir los números, hazlo al azar, o déjate llevar por corazonadas, elige todos continuados o cada uno en una punta del cartón. Da lo mismo. El keno es un juego de puro azar y será un sistema informático el que “escoja” las bolas ganadoras, así que todos los números tienen exactamente la misma posibilidad de salir premiados. No te obsesiones con ciertos números por creer que van a salir siempre, es bueno cambiar en cada jugada, porque además da emoción al juego y te hace divertirte más.

El último consejo, pero tal vez el más importante, es que hay que saber cuando retirarse, como en cualquier juego de azar. Al no saber lo que pasará a continuación, el keno te embulle de una emoción inusitada, y podrías jugar durante horas… Pero debes plantarte, por ejemplo, cuando se termine tu presupuesto. Si has pensado gastar 100 euros en total, cuando los gastes, retírate. Si has tenido suerte y has ganado el doble de lo que tenías pensado, retírate, será mejor hacerlo cando las ganancias sean grandes. Si estás cansado, triste o juegas por jugar, sin ningún interés, mejor dejarlo.