Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Guías de Apuestas Deportivas / Tipos de sistemas de apuestas / Aplicación Sistema Martíngala

Ranking Casas de Apuestas

Casa Valoración Bono
1. YouWin 100€
2. Bet3000 100€
3. 10Bet 200€

Aplicación Sistema Martíngala

El sistema de gestión de bankroll llamado Martingala es muy bonito en la teoría. Sobre el papel todo pinta muy bien. Y es por eso que llama la atención de los apostantes novatos.

Sin embargo hay que ser extremadamente cuidadoso con su aplicación para poder llegar a tener éxito sin pegarnos un batacazo inolvidable. Si no tenemos cuidado, podríamos encontrarnos con que en un determinado momento hemos perdido todo nuestro bankroll.

Y es que la teoría de la Martingala considera que nunca se llegará a fallar infinitas apuestas de forma consecutiva. Siempre habrá un momento en el que se acertará una apuesta, y por lo tanto obtengamos un beneficio. Sin embargo la teoría no te dice que el bankroll de un apostante deportivo no es infinito.

Porque la Martingala funciona bien siempre y cuando se cumplan dos puntos clave:

1 – El primero es que consideres, con total seguridad, que tu propio bankroll es mucho más amplio que la cantidad que necesitarás para afrontar una racha máxima de apuestas consecutivas perdidas. Una premisa que por otro lado es simplemente imposible de controlar.

Y es que para explicar la Martingala suele utilizarse un caso ejemplificador. Apostar al rojo o negro en una ruleta.

Imaginemos que tenemos 100 unidades, y somos conservadores por lo que empezamos apostando 1 única unidad al rojo. Siguiendo la teoría duplicaremos la inversión en caso de fallar, una y otra vez, hasta que salga la opción que hemos elegido.

1º intento. Apostamos 1 unidad. Fallamos. -1 unidad. Nos quedan 99 unidades.

2º intento. Apostamos 2 unidades. Fallamos. -3 unidades. Nos quedan 97 unidades.

3º intento. Apostamos 4 unidades. Fallamos. -7 unidades. Nos quedan 93 unidades.

4º intento. Apostamos 8 unidades. Fallamos. -15 unidades. Nos quedan 85 unidades.

5º intento. Apostamos 16 unidades. Fallamos. -31 unidades. Nos quedan 69 unidades.

6º intento. Apostamos 32 unidades. Fallamos. -63 unidades. Nos quedan 37 unidades.

7º intento. Apostamos 64 unidades. No tenemos 64 unidades para apostar.

Este ejemplo hemos consumido 6 fallos consecutivos hasta que llega un punto en el que ya no podemos doblar nuestra apuesta. Y podemos pensar ¿hasta qué punto es habitual fallar 6 apuestas de forma consecutiva? Y la respuesta es que no resulta tan difícil como puede parecer. Una racha de 6 errores consecutivos puede llegar en cualquier momento sin que estadísticamente sea un imposible.

Después de dicha racha, nuestro bankroll se habría visto reducido en un 63% después de invertir en solo seis eventos. Una locura.

2 – El segundo punto clave, y más importante para tener éxito con una Martingala, consiste en establecer un límite de pérdidas a partir del cual daremos por perdida esa parte de nuestro bankroll y comenzaremos a aplicar de nuevo la Martingala.

Y es que como vemos, una Martingala agresiva como es la del ejemplo anterior nos puede llevar a una debacle en cualquier momento si no establecemos límites.

Para intentar ganar 1 unidad por apuesta, quizás deberíamos tener un banco de 500 unidades, en vez de las 100 unidades que teníamos en el ejemplo. Y además, podría ser adecuado establecer que cada 4 o 5 fallos consecutivos demos por perdida la inversión.

De esta forma volveremos a empezar, con algunas unidades perdidas, pero nunca nos arriesgaremos a que nuestro bankroll decrezca de forma desproporcionada en un momento dado.