Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Guías de Apuestas Deportivas / Tipos de sistemas de apuestas / Sistema la Molienda de Oscar

Ranking Casas de Apuestas

Casa Valoración Bono
1. YouWin 100€
2. Betstars 100€
3. Bet3000 100€
4. 10Bet 200€

Sistema la Molienda de Oscar

Este sistema no es un sistema muy extendido ni utilizado, sin embargo suele ser bueno para apostar a cuotas elevadas.

Lo primero que debemos hacer como casi siempre es establecer un límite u objetivo inicial, en forma de beneficios, por ejemplo que al llegar a las 3 unidades ganadas finalizar con el sistema.

Cada vez que ganamos una apuesta, aumentamos en una unidad la siguiente apuesta, aunque solo lo haremos en caso de que sea necesario para llegar a nuestro objetivo inicial. Mientras fallemos las apuestas, la cantidad apostada en la siguiente apuesta será la misma, es decir, no aumentamos.

Ejemplo

Como hemos comentado esta estrategia de la Molienda de Oscar es una estrategia adecuada para cuotas altas y por lo tanto hablamos de cuotas mínimas de aproximadamente @3 pudiendo ser menores en algunos casos ya que no es un requerimiento obligatorio. Además tampoco necesitamos cuotas excesivamente altas por lo que un rango correcto sería con cuotas entre @3 y @5.

Realizamos una primera apuesta con 1 unidad a cuota @4.25, pero no tenemos suerte y fallamos. El beneficio total es negativo de -1 unidad. Como hemos perdido la apuesta seguimos apostando la misma cantidad, una unidad.


La segunda apuesta la seguimos haciendo con 1 unidad y en esta ocasión apostamos a cuota @3.25. También fallamos y acumulamos -2 unidades. Para la siguiente apuesta seguimos apostando la unidad.


La tercera apuesta, realizada con 1 unidad y a cuota @3, también nos sale fallada y acumulamos un balance global de -3 unidades. En la siguiente apuesta seguimos apostando la misma cantidad, una unidad.


En una cuarta apuesta apostamos la unidad a una cuota de @2.90 pero seguimos en mala racha y fallamos en esta ocasión también por lo que acumulamos un total de -4 unidades. Como hasta el momento seguimos apostando una unidad al haber fallado la última apuesta.


La quinta apuesta, volvemos a apostar 1 unidad, a cuota @3.80, y esta vez sí, ganamos. Se nos devuelve nuestra unidad jugada y además 2.80 unidades de beneficio. Acumulamos un total de -1.20 unidades. En la siguiente apuesta debemos aumentar nuestra apuesta hasta las 2 unidades (puesto que hemos acertado la apuesta anterior), aunque solo aumentaremos en una unidad si lo necesitamos para llegar al objetivo marcado inicialmente, en caso de que no sea necesario para llegar no aumentaremos en una unidad.


Ahora explicaremos las dos opciones posibles comentadas en la anterior apuesta:

Si la sexta apuesta que vamos a hacer tiene una cuota de @5.80, a pesar de haber acertado la apuesta anterior solo apostaremos 1 unidad puesto que, en caso de acertar la apuesta sería suficiente para llegar a nuestro objetivo inicial de 3 unidades de beneficio neto. Veámoslo claramente. Acertamos la apuesta y por tanto ganamos un beneficio neto de +4.80 que con los -1.20 que teníamos de balance global obtendríamos un beneficio final de +3.60 unidades y por tanto ya habríamos cumplido con el objetivo. En tal caso y tras haber cumplido con el objetivo deberíamos volver a comenzar el ciclo desde el principio si deseamos continuar con el sistema.

Por el contrario, si en la sexta apuesta vamos a apostar a una cuota que es de @3.25, como la anterior y quinta apuesta ha resultado ganadora y la cuota en caso de ser acertada no es suficiente para cumplir el objetivo marcado inicialmente, aumentamos en una unidad la apuesta y por tanto pasamos de apostar 1 unidad a apostar 2 unidades para así llegar al objetivo marcado. Ahora tenemos dos opciones, en caso de acertar la apuesta obtendríamos +4.5 unidades de beneficio neto lo que nos dejaría un balance global de -1.2 + 4.5 = 3.3 unidades habiendo cumplido el objetivo y por tanto teniendo que iniciar el ciclo o bien finalizar con el sistema con las tres unidades de ganancias. En la segunda opción está el fallar la apuesta y por tanto acumularíamos un total de -3.30 unidades (-1.20 que teníamos y a las que sumamos las -2 unidades al fallar la apuesta) y seguiríamos con una séptima apuesta.


Pongamos que nuestra séptima apuesta es a cuota @3.25, y acertamos, por lo que recuperamos la unidad invertida más 2.25 de beneficios netos. Si hacemos cuentas globales, tenemos -3.2 unidades anteriores a los que sumamos los 2.25 de beneficios obtenidos en esta séptima apuesta, en total -0.95 unidades. Como hemos acertado volveremos a sumar una unidad a lo que juguemos en la siguiente apuesta, 2 unidades en total, aunque solo si es necesario para llegar al objetivo marcado inicialmente.


La octava apuesta es @2.50, por lo que jugamos 2 unidades, y acertamos, obteniendo un beneficio neto de 3 unidades. Haciendo cuentas totales tenemos que teníamos -0.95 unidades y añadimos las 3 unidades ganadas en esta apuesta, haciendo un total de 2.05 unidades de beneficios. Sin embargo no hemos llegado al objetivo marcado (era de 3 unidades). Hemos ganado la apuesta, por lo que deberíamos sumar una unidad a nuestra siguiente apuesta, aunque como siempre, solo si es necesario para llegar al objetivo inicial.


En esta novena apuesta vamos a apostar a una cuota de @2.30. No nos va hacer falta aumentar una unidad a nuestra siguiente apuesta para llegar al objetivo inicial (estamos en 2 unidades jugadas por apuesta). Apostamos 2 unidades, a cuota @2.30 y acertamos, y obtenemos 2.60 unidades de beneficios netos. Si hacemos cuentas globales tendríamos 2.05 unidades de beneficios más las 2.60 unidades de beneficios obtenidas en esta apuesta, hacen un total de 4.65 unidades de beneficios, y por lo tanto hemos llegado al objetivo inicial (que eran 3 unidades), por lo que cerramos el ciclo y volvemos a empezar.

En esta novena apuesta no sería ni necesario mantener las dos unidades para llegar al objetivo inicial por lo que podríamos reducir nuestra apuesta hasta la unidad ya que en caso de acertar la apuesta llegaríamos sin problemas al objetivo marcado inicialmente y así en caso de fallar sumar una menor pérdida, aunque esto implica también que en caso de ganar los beneficios fueran menores.