Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Guías de Apuestas Deportivas / Tipos de sistemas de apuestas / Sistema Martíngala

Sistema Martíngala

Vamos a hablar del Sistema Martingala. Se trata de un sistema de gestión de bankroll también muy simple, al igual que la gestión lineal de bankroll, y que es apreciado por la mayoría de apostadores novatos.

Como venimos repitiendo, sobre métodos de gestión del bankroll podemos encontrar varios sistemas y formas de organizarse. Por definición ninguno es mejor que otro. Simplemente hay que buscar cuál es el más adecuado según nuestra forma de apostar en un determinado momento.

Y es que cuando entras en el mundo de las apuestas, y descubres el Sistema Martingala, tiendes a pensar que has encontrado una fórmula infalible de ganar dinero con las apuestas deportivas. Una afirmación que es correcta solo hasta cierto punto. Ya veremos por qué.

¿En qué consiste la Martingala?

Este sistema de gestión del bankroll propone en jugar a cuotas siempre cercanas o superiores a @2.00, y doblar la cantidad invertida cada vez que fallemos una de nuestras apuestas. De esta forma, al acertar una apuesta, recuperaremos todo el capital invertido anteriormente.

Veamos un ejemplo:

Realizamos nuestra primera apuesta en tenis a una cuota de @2.00. Invertimos 1 unidad. Si acertamos obtendremos ya directamente +1 unidad de beneficio, y cerraríamos así el ciclo del Sistema Martingala.

Si fallamos nuestra apuesta tendríamos un saldo de -1 unidad. Aplicando la Martingala volveríamos a apostar, a cuotas cercanas a @2.00, el doble de nuestra inversión anterior. En este caso 2 unidades. Si acertamos obtendremos un beneficio de +2 unidades, a lo que debemos restar la unidad perdida en la primera fase. Al final se convierte en un saldo de +1 unidad. Cerraríamos de nuevo el ciclo.

Si fallamos nuestra apuesta, tendríamos un saldo de -3 unidades (-1 unidad de nuestra primera apuesta y -2 unidades de nuestra segunda apuesta). Aplicando la Martingala volveríamos a apostar el doble de nuestra inversión anterior a cuotas cercanas o superiores a @2.00. En este caso 4 unidades. Si acertamos obtendremos un beneficio de 4 unidades, a lo que debemos restar el saldo negativo acumulado de -3 unidades por todos los pronósticos anteriores. En total un acumulado de +1 unidad. Cerraríamos de nuevo el ciclo.

Así procederíamos hasta el infinito de forma sistemática. El ciclo de la Martingala debe cerrarse cada vez que acertemos una apuesta. De esta forma habremos recuperado todas las pérdidas anteriores y sumaremos siempre +1 unidad de beneficio cada vez que acertemos un evento.

Y es que el Sistema Martingala basa su eficiencia en la teoría que dice que no puedes fallar infinitas apuestas de forma consecutiva. Siempre llegará el momento en el que aciertes, de forma que recuperes todo tu bankroll además de al menos una unidad extra de beneficio.