Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. | VER MAS

Guías de Casinos / Consejos Casinos / La seguridad en los casinos

Ranking Casinos

Casa Valoración Bono
No hay datos disponibles

La seguridad en los casinos


No cabe duda de que el juego mueve muchísimo dinero, sobre todo desde que es legal en nuestro país y todo está totalmente controlado. Los casinos y salas de juego han dejado de ser clandestinos y se han pasado al lado “bueno” de las ganancias, lo que ha hecho que muchos intereses oscuros desaparezcas. Pero hay mucho dinero puede haber intereses enfrentados, y la seguridad debe ser absoluta, para evitar que esto se convierta en un problema auténtico. Los encargados de los casinos se han dado cuenta de ello, y cada vez piensan más en la seguridad.

De hecho, la seguridad de los casinos es cada vez más exhaustiva, y no solo por el hecho de controlar que no haya altercados, o los posibles intentos de robo que se puedan producir en un sitio donde hay tanto dinero. También cuidándose de los propios jugadores, que en algunas ocasiones podrían utilizar métodos tramposos para obtener grandes ganancias. Ante ello, los casinos pueden expulsar a cualquier jugador que piense que no está jugando limpio. Pasa mucho con los contadores de cartas en el blackjack, que ni siquiera necesitan de equipos informáticos ni nada parecido, lo hacen todo de cabeza.

Se puede pensar que ese método es tan bueno como cualquier otro para jugar, pero el casino tienda a opinar que su ventaja queda en nada ante este tipo de jugadores, y es mejor expulsarlos antes de que expolien sus ganancias. Por ello siempre se tiene seguridad en estas salas de juego, a varios niveles además, desde agentes “de paisano” que controlan a estos jugadores en las mesas y procuran que no hagan trampas hasta las cámaras de seguridad y el control que se lleva desde la central, donde todas las imágenes llegan y se examinan, pasando por supuesto por la obligada presencia de “gorilas” para evitar cualquier altercado que pudiera suceder.

El tipo de seguridad de los casinos tradicionales

No siempre se le ha dado tanta importancia a la seguridad en los casinos. Antes, el número de personas encargadas de la misma era mínimo, porque suponía un “gasto extra”, o al menos así lo veían los dueños de estas salas de juego. Fue al entender que podían prevenir robos a gran escala o pérdidas de grandes sumas de dinero cuando decidieron apostar por completo por los sistemas de seguridad actuales. La tecnología también ayudó, y ahora, con las cámaras de alta definición e incluso los software de reconocimiento de rostro, cualquier casino puede saber quien está jugando allí, y si es un visitante non grato, expulsarle.

Las cámaras se han convertido en una parte fundamental de la seguridad en los casinos presenciales, en  los tradicionales, puesto que captan cualquier tipo de movimiento extraño que tal vez no se pueda ver en el propio casino, en las mesas. Es como tener mil ojos siempre atentos y grabando todo lo que sucede, por si hay algo extraño, poder volver una y otra vez a las imágenes y tomar las decisiones que se tengan que tomar, como ponerlas en mano de la policía si se ha llevado a cabo algún delito, o normalmente, expulsar a ese jugador si hace trampas y no volver a dejarle entrar más.

Eso sí, no podemos dejar la seguridad de algo tan grande y tan complejo como un casino solo en manos de máquinas. El personal de seguridad debe ser también bueno y estar bien formado para conseguir trabajar en condiciones con ese sistema de control. Hablamos desde las personas que controlan las propias imágenes hasta la seguridad en las propias mesas, los encargados de reconocer cuando algo va mal en el casino, cuando un jugador se pasa de listo, cuando se está perdiendo demasiado dinero en tal o cual mesa, y por qué. Parece que en nuestro país, este tipo de personal cada vez está mejor preparado, y podemos presumir de tener una seguridad que sabe rendir al mejor nivel.

Pero la función de seguridad en los casinos no puede ser solo proteger los intereses del propio casino, sino también conseguir que los jugadores se sientan seguros en el mismo. Aquellos que de verdad van solo a jugar, a divertirse, deben confiar en que la seguridad del casino les protegerá en caso de que haya cualquier altercado, o incluso le beneficiará cuando uno de sus contrincantes esté haciendo trampa.

Seguridad en los casinos online

Está claro que la seguridad presencial en los casinos tradicionales es tremendamente importante para conseguir que los jugadores se comporten como deben y no hagan trampas ni incumplan las propias reglas del casino. Pero, ¿cómo controlar esto en el caso de los casinos online? Estamos hablando de casinos en los que se juega de modo virtual, y en el que parece no haber control alguno sobre los jugadores que quieran hacer trampas de forma flagrante. Pero nada más lejos de la realidad.

De hecho, la seguridad en los casinos online es todavía más férrea que en los casinos tradicionales. Es casi imposible realizar trampas en estos casinos, puesto que la aleatoriedad del reparto de las cartas rompe con cualquier tipo de estrategia como contar cartas y demás. Además, al tener clara la identidad del jugador, el casino puede reconocer su forma de juego y es mucho más fácil saber cuando, de la noche a la mañana, ese jugador ha pasado de ser un tipo normal que ganaba y perdía de forma alternativa a ser un auténtico campeón, consiguiendo premios millonarios.

Por último, esta férrea seguridad también aporta mucha confianza a esos jugadores que no tengan claro si jugar online o no, por el hecho de que puedan ser estafados. Hoy en día, la regularización de licencias ha permitido un control total sobre los casinos online y sus prácticas son miradas con lupa.